Historia de Carolina

La felicidad a veces la encontramos en el sitio menos esperado y en el lugar menos indicado. Y, sino, que se lo digan a Carolina. Natural de Venezuela y con una familia formada, tuvo que dejar sus raíces y empezar una nueva aventura en los Países Bajos. 

Pese a que las lágrimas caían de sus ojos al despedirse de la que había sido su vida durante tantos años, una nueva historia comenzaba a escribir en su diario más preciado. Una nueva vida al lado de su hijo Luis Miguel y su marido estaba a punto de comenzar a miles de kilómetros de distancia.

Luis Miguel, quién había emprendido este viaje unos meses antes, le recomendó TenS Holanda para encontrar un trabajo lo antes posible y con buenas condiciones.

Poniéndose en contacto con nuestras oficinas, en apenas una semana consiguió trabajo. Un año y medio después, Carolina sigue igual de contenta que aquel día en el que comenzó su nueva aventura como operaria de logística. Se siente agradecida por el trato y el cuidado de los compañeros de TenS Holanda y del ambiente laboral en el que ha conocido a bastantes compañeros y ha formado su pequeña familia en el trabajo.

En unos días irá de vacaciones a las Islas Canarias porque echa mucho de menos el sol y la piel bronceada, dice.

La felicidad, aunque ella solo pensaba que estaba en su tierra natal, ha vuelto a su vida, de la mejor manera posible. Una casa propia rodeada de su familia, ha hecho que a día de hoy ella se sienta contenta y este estado de ánimo transitorio, se haya convertido en un estilo de vida, haciendo de los Países Bajos, su nueva vida.

Entradas recomendadas