Historia de Angy

Muchas veces nuestras circunstancias hacen que nos sea difícil llevar la vida que tenemos. Sin darnos cuenta nos vemos inmersos en multitud de responsabilidades, obligaciones y exigencias que hacen que se nos olvide los más importante: ser felices.

Eso mismo fue lo que le estaba ocurriendo a nuestra candidata María, o Angy, como le gusta a ella que la llamen. Angy, se vió con su edad teniendo que estar a cargo de sus familiares de tercera edad, estando constantemente agobiada y sin sentirse en ningún momento realizada. Angy, necesitaba un cambio que le permitiera volver a vivir.

Ese cambio llegó de la mano de nuestro otro candidato, Patrick, del cual era amigo y que le comentó su fantástica experiencia en Países Bajos gracias a TensHolanda. Angy no se lo pensó dos veces, y fascinada por los comentarios de Patrick, decidió ponerse en contacto con nosotros y dejar su monotona vida. Al principio dudaba de que la experiencia fuese realmente tan grata, pero confiaba en los comentarios tan positivos de su amigo. Rápidamente, nuestro recruiter Yan atendió su caso y en muy poco tiempo Angy llegó a Países Bajos de la mano de TensHolanda.

Desde su llegada Angy nos cuenta que todo ha sido maravilloso. El viaje en avión fue muy agradable, y en el periodo de cuarentena conoció a dos españoles y a dos polacos, y juntos han creado un grupo de amigos en el que están todos muy unidos, tanto que quieren irse a vivir todos juntos. Con ellos, María ha practicado el inglés, y ha conocido nuevas culturas y desde que llegó se ha sentido en todo momento arropada. Además, era la primera vez que Angy salía de España, y está fascinada. Nos cuenta que le encanta Holanda, que le parece “un paraíso”, “un sitio de película”, dicho textualmente.

En el trabajo está encantada, es verdad que, aunque reconoce que a veces es un poco cansado, nos explica que lo que más le ha sorprendido es lo diferente que es con respecto a España. Se siente mucho más valorada, más respetada, y muy cuidada. Dice que desde luego le hacía falta vivir una experiencia de trabajo así para conocer nuevas perspectivas laborales, porque sin duda te hacen abrir mucho los ojos. Además, tiene días libres en los que aprovecha para descansar, conocer el país y estar con sus nuevos amigos de ahí, que dice, están siendo lo mejor de esta experiencia.

Angy está feliz, no tiene apenas quejas, salvo que quiere la cambien lo antes posible a un alojamiento en Waalwijk con sus amigos y que agilicen el proceso de obtención de una bicicleta para poder empezar a recorrer el país con ella. Estamos seguros de que eso será dentro de nada.

Por lo que, en conclusión, Angy recomienda al máximo la experiencia, dice que te permite descubrir un montón de sensaciones nuevas y que sin duda merece muchísimo la pena. De hecho, pretende quedarse mucho tiempo allí e incluso habla de posibles planes de permanencia fija futura en Holanda. Ojalá que sea así, y que le siga yendo tan bien.

Entradas recomendadas