La historia de Ana

La forma que tuvo Ana de comenzar su aventura con nosotros se puede considerar cómica y fortuita. Un amigo de su novio estaba trabajando en Alemania, y tanto Ana como su novio, se pusieron a buscar agencias para seguir los pasos de su amigo y trabajar en Alemania.

Buscando ofertas para emigrar a tierras germanas, dieron con una oferta de TenS Holanda para trabajar en los Países Bajos y aplicaron. 

Desde la agencia recibimos los currículums vitae de Ana y su pareja y nos dispusimos a llamarles para explicarles las ofertas y demás. Ana, no recordaba haber presentado su candidatura, por lo que rechazó la llamada. En seguida, se dio cuenta del error y devolvió la llamada. Una vez le explicaron todo, se lo pensaron unos días.

Por suerte, Ana encontró a un conocido que había ido con nuestra agencia a trabajar a Holanda y esta persona le dio confianza para tomar la decisión de vivir la aventura.

Cuando Ana realizó la entrevista tenía 20 años y la vacante exigía una edad mínima de 21 años. Según cumplió los 21 años, envió toda la documentación y recuerda que el proceso fue muy sencillo y rápido.

Una vez llegó a los Países Bajos, debía adaptarse a una nueva cultura y nos confiesa que esto fue algo que le costó un poco al principio. 

Una vez superado el proceso de adaptación, se encuentra muy bien. Tiene un alojamiento en Hoeven que le encanta, donde vive con amigos y además, tienen patio.

Ana nos cuenta que, al principio en su alojamiento, había dos personas con las que no tenían ningún tipo de relación, pero se marcharon. En aquel momento, Ana y su pareja, aprovecharon para pedir a la agencia si un amigo podía ir a vivir allí con ellos. Por suerte, fue posible. Después entró otro chico, y ahora han formado un grupo que es como una familia allí.

El trabajo que está realizando le resulta muy monótono y en el momento de la entrevista ha solicitado un cambio de empleo, con el objetivo de encontrar una empresa donde se sienta más motivada. Ahora, una semana después de la entrevista, hemos encontrado una empresa para Ana y su pareja, donde les deseamos que todo marche sobre ruedas. 

Sus objetivos principales son: ahorrar dinero, vivir la aventura y descubrir un país que no conocía.

Por lo general, se suele desplazar andando o en transporte público, y nos cuenta que una vez fueron a visitar la ciudad de Amberes (Bélgica) en autobús y solo les costó 11 euros. 

Ana recomienda vivir esta experiencia, ya que si tu objetivo es trabajar en el extranjero, esta es la forma más fácil de salir de tu país. Llegas a tu nuevo destino y ya tienes trabajo, alojamiento y hasta seguro médico. Como dice Ana: «te dan muchas facilidades».

 

 

Ana, agradecemos enormemente tu tiempo dedicado a la entrevista y deseamos de corazón que todo siga avanzando tan bien como hasta ahora. ¡Estamos seguros de que seguirás disfrutando esta experiencia!

Entradas recomendadas