La historia de Gabriela

“TenS me eligió a mí”. Así es como comienza la entrevista con nuestra candidata Gabriela, proveniente desde la lejana Argentina, quien quería probar suerte fuera de España, donde había vivido los últimos años.

Gabriela nos cuenta que, a pesar de amar España en todas sus formas, quería “sentirse en el extranjero”. Además, no estaba contenta con las opciones laborales que le ofrecía nuestro país, por lo que decidió probar suerte fuera.

Cuando empezó el proceso con T&S, nuestra candidata sentía los miedos más comunes, pues “nadie te asegura que todo vaya a ser real”. Sin embargo, no tuvo miedo ni desconfianza frente a nuestros servicios. En esto, nuestro recluter internacional Yan, tuvo mucho que ver. Yan la acompañó a lo largo de todo el procedimiento: “fue muy amable y atento, la confianza que me transmitió fue lo que me empujó a dar el salto”.

El momento de aterrizar en suelo holandés fue un torbellino de emociones: dejaba atrás una vida para comenzar otra completamente distinta y sola.

Según nos cuenta, la llegada fue muy caótica, pues la comunicación con el transportista no fue nada sencilla ya que no hablaba inglés. Sin duda trabajaremos en mejorar este servicio.

Nos cuenta que está contenta con su vivienda, que comparte con una pareja de polacos y una chica venezolana. Si bien es cierto, nos dice que, a pesar de ser gente educada y limpia, tienen costumbres muy diversas. Le gustaría que pusiesen a la gente de la misma nacionalidad o culturas similares juntas, ya que la convivencia sería más amena.

Con respecto al trabajo, al que llega todos los días paseando, se siente muy cómoda. A pesar de que los holandeses sean más distantes, todos son muy amables y el ambiente es muy acogedor.

Pero lo mejor es el grupo que ha creado con sus compañeros de trabajo: “se me cruzó gente muy buena y que vale la pena”. Canarias, Ecuador y Argentina son los lugares de origen de sus nuevos amigos, su nueva familia.

Por otro lado, lo que más echa de menos de España es la gente. Ese salero que tenemos los españoles. La posibilidad de hablar con cualquiera. Y es que, para ella, el choque cultural es muy fuerte.

Finalmente, a pesar de que cambiaría ciertos detalles como la planificación o la cuestión del transporte, Gabriela recomienda esta experiencia.

Agradecemos a Gabriela su tiempo en la entrevista, su comprensión y su positividad ante las adversidades.

¿Y tú? ¿Te gustaría vivir una experiencia similar? Estaremos encantados de recibirte para que disfrutes de la misma oportunidad que Gabriela. ¡No esperes más!

Entradas recomendadas