La Historia de Valerie

Yo soy de Tenerife, desde hace muchos años vivo allí. Estaba mi sobrino en Holanda trabajando.

Necesitaba trabajar, por lo que cogí mi maleta y me fui a Holanda en busca de oportunidades. Ahora llevo dos meses y aquí os cuento mi experiencia.

Tenía un poco de miedo al principio, porque al final es normal, pero me llené de seguridad para enfrentarme a la aventura. 

El proceso de selección fue bastante rápido, llegué a los Países Bajos y me recogieron para llevarme a la oficina. 

Una vez allí, me entregaron la casa. 

En el trabajo estoy super contenta, te explican bien y me he adaptado perfecta. Te explican con tanto amor, que aprendes rápido y son super amables.

Hay tanto trabajo, que no hay tiempo para mucho. Trabajo 5 días por semana y es cansado. Caminas mucho, pero me gusta.

Al haber sido camarera vengo de trabajar 12 horas de pie y esto es pan comido. 

En los días libres, aprovecho para descansar, hacer labores del hogar y me acerco al centro de la ciudad para hacer alguna compra y dar un paseo. 

En bicicleta en invierno paso mucho frío y me da dolor de tripa, ahora voy a solicitar cambiar de empresa a una más cerca. Me gusta la bici, pero no en invierno.

Por último, me gustaría recomendar esta experiencia a todo el mundo que esté buscando una oportunidad laboral con un buen salario.