Historia de Rui

 

Hay veces que la vida te sorprende y pone patas arriba todo aquello que creías que tenías bajo control. Tenías una vida con una persona a la que tu creías que querías y con la que llevabas compartiendo recuerdos e historias durante 20 años. Compartías grupos de amigos, tardes de Netflix y mañanas de no querer levantarte de la cama. 

Pero, a veces, todo se trunca, y ya dejas de estar casado. Ya no compartes grupos de amigos ni recuerdos con alguien sino que empiezas a crear los tuyos propios.

Rui, 43 años y portugués, decidió que nunca es tarde para empezar de nuevo y darse una oportunidad en este camino que llaman vida. Las ganas de comenzar a escribir una nueva historia desde cero, le llevó a contactar con TenS Holanda y empezar una nueva vida en los Países Bajos. Se sentía con ganas, valiente, aunque el miedo no le dejaba dormir tranquilo en las peores noches.

Y en tan solo unas tres semanas se veía en otro país empezando de cero, aunque a día de hoy cree que es una de las mejores decisiones que tomó en su vida. Está feliz en el trabajo. Me ha dado la impresión, al hablar con él, que es una persona que trabaja para vivir y no vive para trabajar. Que disfruta de lo que hace, y de los amigos que ha conocido en la empresa, también. Se siente realizado y comenzando a poner comas y puntos y seguidos en su nueva vida.

Pese a que comparte habitación en su casa, le gustaría ser algo más independiente y tener su propio espacio. Por el momento, le han ofrecido la posibilidad de tener una habitación individual pero quién sabe si en un futuro acaba teniendo su propio hogar en los Países Bajos. Pero está contento. Nos da las gracias porque según él “tuvo ese empujoncito para adentrarse en una nueva etapa en su vida”.

Rui es un ejemplo de que la vida da muchas vueltas. Que nunca es tarde si se tienen ganas y que siempre hay que buscar la felicidad en los pequeños detalles aunque sea a kilómetros de distancia.

Entradas recomendadas