Opinión TENS Holanda – Kevin

Un buen amigo de Kevin le comentó que existían agencias que ofrecían trabajos temporales en los Países Bajos. En aquel momento, Kevin se puso manos a la obra buscando información sobre diferentes empresas. 

Un día, estaba entretenido con TikTok y le apareció unos de nuestros vídeos. Se interesó por la oferta de empleo, aplicó y ahora está en Holanda disfrutando de esta experiencia.

No todo fue un camino de rosas, al comienzo tuvo dudas por: el hecho de viajar solo, el miedo a no conocer con quién iba a convivir y a no poder comunicarse correctamente en otros idiomas.

Pero toda esta incertidumbre desapareció muy pronto… Cuando Kevin llegó a Holanda, le tocó vivir con otros españoles que le ayudaron a que su adaptación fuera más temprana.

Sus objetivos durante esta nueva aventura son: mejorar su inglés, ahorrar dinero y quedarse por un largo tiempo. Tras más de un mes, considera que es un país en el que merece la pena estar a largo plazo.

Aunque Kevin nos reconoce que echa de menos a su familia y amigos, también destaca que las ganas de crecer profesionalmente le hacen llevarlo de la mejor manera.

Respecto al ámbito laboral, Kevin nos relata su experiencia desde el primer día. 

Actualmente está trabajando en una empresa gigantesca que se encarga de distribuir prendas de ropa a las grandes empresas de Europa. 

Los primeros días recibió una formación sobre cómo realizar sus funciones como operario logístico. Nos alegra escuchar que para Kevin el tiempo se pasa volando, como él dice: «Los turnos y descansos están muy bien organizados y cuando estás concentrado el tiempo se pasa muy rápido». 

También destaca la ventaja de conocer a mucha gente nueva, de muchas culturas y muy abiertas. Al fin y al cabo, hay diferentes turnos y todos van rotando, por lo que conoces a muchas personas. 

El turno preferido de Kevin es el de mañana, madrugando mucho (en torno a las 04.30 am) para terminar sobre la hora de comer. También nos confirma que aunque se anda mucho, el trabajo no se puede considerar duro ni difícil.

En cuánto al alojamiento, Kevin convivía con una pareja de españoles y otro chico que ya se ha marchado. La convivencia con la pareja siempre ha sido espectacular e incluso aprovechan para disfrutar del ocio juntos. Se organizan bien para la limpieza de la casa y hay mucha comunicación. Ahora ha llegado un compañero polaco y aunque cuesta un poco la comunicación, se entienden lo suficiente para respetarse y convivir en paz.

Por último, Kevin nos cuenta que se ha comprado una bici y ha aprovechado para pasear por diferentes ciudades. Además, en su tiempo libre practica inglés con Duolingo, porque ahora con el frío es difícil hacer muchos planes. 

Lo mejor es que los fines de semana ha podido conocer ciudades como: Ámsterdam, Róterdam, Breda o Tilburg.

Kevin recomienda esta experiencia a todas aquellas personas que quieran salir adelante, porque Holanda es un buen país para mejorar tu inglés mientras trabajas.

Desde TENS Holanda queremos desear a Kevin que siga igual de contento y que logre todos sus objetivos.