¿Por qué está mal usar Países Bajos y Holanda como sinónimos?

A menudo, suele denominarse Holanda al Reino que está entre Bélgica y Alemania. Sin embargo, es un error que se explica a través de la geografía: ese territorio se llama en realidad Países Bajos y Holanda son dos de las doce regiones que lo conforman.

Esta confusión surge porque allí está Ámsterdam, que es la capital. Además, este es uno de los puntos turísticos más emblemáticos y un lugar clave para el comercio, la política y la economía.

Aunque la Real Academia Española permite el uso coloquial de Holanda, explica que este nombre «designa estrictamente una región occidental de los Países Bajos, dividida en dos provincias, Holanda del Norte y Holanda del Sur». De igual forma, recomienda no usarlos como sinónimos en textos académicos u oficiales porque se presta a confusión.

Desde 2020, la denominación oficial cambió en todo ámbito. La idea es clara: tanto en eventos deportivos como sociales y en comunicados o actos, esta región debe ser llamada Países Bajos.

700.000 vacunas contra el Covid -19 serán donadas a Nicaragua por Países Bajos

¿Sabías que Países Bajos es un ejemplo para empresas españolas del sector FoodTech?

Países Bajos se ha convertido en una de las mayores potencias mundiales en el sector agroalimentario. Este pequeño país, con apenas 41.000 kilómetros cuadrados de territorio y 17 millones de habitantes, se ha situado como el segundo exportador de productos alimentarios del mundo después de Estados Unidos, según datos de su mismo gobierno. 

En concreto, el territorio exporta unos 80.000 millones de euros al año en mercancía alimenticia, tanto como España, Italia y Portugal producen conjuntamente.

Gracias a años de investigación y a una fuerte apuesta por el talento innovador, los Países Bajos han logrado producir alimentos de forma sostenible usando las nuevas tecnologías de la industria 4.0, eliminando de forma progresiva el uso de pesticidas o mitigando los antibióticos de la dieta de algunos animales.

Así, como reconocimiento del liderazgo en transformación del sistema de alimentos que abandera la nación, Food 4 Future – Expo Foodtech, que tendrá lugar del 17 al 19 de mayo en el BEC de Bilbao, ha elegido a los Países Bajos como País invitado de esta edición.

Sergio Fabregat, director de Food 4 Future, explica que Países Bajos “es un territorio ejemplo para las empresas españolas del sector foodtech, ya que pueden inspirarse en cuanto a su modelo de negocio, internacionalización, digitalización e incorporación de los conceptos de sostenibilidad y circularidad”.

En este sentido, la directora de la industria alimentaria del ICEX, María Naranjo, califica la unión entre los Países Bajos y España como una “oportunidad única para atraer el ecosistema agroalimentario innovador clave en Europa a Bilbao con el objetivo de consolidar a nuestro país como una FoodTech Nation”.

¿Es obligatorio llevar mascarilla para volar a Holanda?

Ryanair elimina la mascarilla obligatoria en vuelos europeos, aunque se mantiene en Países Bajos y otros 14 países

Ryanair comunicó este miércoles de que a partir del próximo lunes, 16 de mayo, el uso de la mascarilla será voluntario, aunque seguirá siendo obligatorio en los vuelos con origen o destino a los 15 países en los que esta medida sigue siendo indispensable en los transportes, entre los que se encuentra Países Bajos y España.

La decisión de Ryanair llega tras la actualización de las directrices del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) Y LA Agencia de Seguridad Aérea (AESA).

En este sentido, el CEO de Ryanair, Eddie Wilson, celebró “esta flexibilización de la normativa”. Sin embargo, la compañía precisó que espera que los 15 países, entre ellos Holanda, que siguen manteniendo la mascarilla obligatoria flexibilicen sus normas sobre mascarillas en los próximos días de acuerdo con estas nuevas directrices sanitarias de la AESA y el ECDC.

¿Por qué antes se llamaba Holanda y ahora es Países Bajos?

No es demasiado común que un país cambie de nombre, aunque ha ocurrido en varias ocasiones en la historia: Ceilán se convirtió en Sri Lanka, Alto Volta pasó a llamarse Burkina Faso, Zaire se conoce ahora como la República Democrática del Congo o Dahomey se cambió a Benin.

En Europa, los cambios son menos habituales -Antigua República Yugoslava de Macedonia pasó a llamarse Macedonia del Norte. Uno de estos casos es el de Holanda, que ahora se denomina oficialmente Países Bajos.

Países Bajos es la traducción al español de Nederland, que viene del término en neerlandés «Neder-landen», que significa «tierras bajas».

El cambio se produjo oficialmente el 1 de enero de 2020. Desde entonces no debe llamarse de forma genérica «Holanda», nombre, en realidad de una de sus regiones, sino Países Bajos.

Detrás del cambio de denominación hay toda una estrategia de marketing. Hace 25 años, la industria turística decidió promover el país como Holanda, denominación que pasó a ser de uso común. Ahora, el gobierno pretende modernizar la imagen del país y potenciar además el comercio, la ciencia y la política en el exterior con el nombre de Países Bajos.

Así, la participación en Eurovisión ya se realiza bajo el nombre de Países Bajos, al igual que las selecciones de fútbol (mundialmente conocida como Holanda) y el resto de deportes.

El Jardín Botánico De Madrid se viste con los colores de los Tulipanes

Experimenta Holanda en Madrid para que tengas un abrebocas del espectáculo de miles de tulipanes que puedes encontrar en Países Bajos en el Real Jardín Botánico en primavera. 

Rojos, morados, negros, amarillos, blancos. 17.000 tulipanes de distintos colores han comenzado a brotar en el Real Jardín Botánico de Madrid para dar la bienvenida a la primavera. Es un espectáculo que cada año reúne a miles de visitantes que quieren disfrutar de una gama de colores de la flor estrella de Holanda y que apenas dura unas tres semanas en todo su esplendor. Una vez pasada Semana Santa desaparecerán de forma progresiva y solo persistirá el bulbo hasta que en mayo los retiren para dar paso a las pionías, lirios y dalias.

El tulipán es un bulbo que tiene origen en Turquía y se trajo a Europa en el siglo XVI. “Necesitan mucho frío por debajo de siete grados y por eso Filomena les ha venido bien”, señala el jardinero. Después necesitan calor para poder florecer. Por tanto, se puede decir que las plantas funcionan como un reloj.

La amplia gama se consigue al hibridar unos con otros a través del polen, explica el jardinero: “Si quieres un tulipán naranja con bordes rojos, mezclas dos plantas, pero no sabes cómo va a salir hasta que florezca”. Para celebrar la primavera, en el Jardín Botánico han jugado con cromatismos para crear una composición con 15 variedades de tulipanes, indica el jardinero: “Hemos empezado de más oscuros a más claros. Se puede ver como cambia la gama cromática de una forma escalonada porque unos reciben más luz que otros”.

Alrededor de 50.000 personas visitaron el botánico en otras ocasiones para ver los tulipanes. La taquillera Eva González señala que ya se empieza a notar “el efecto tulipán” y también el cierre perimetral de Madrid que evita desplazamientos entre comunidades autónomas: “Está viniendo mucha gente a verlos y lo que destacan es que es una actividad muy segura porque es todo al aire libre. Aquí los madrileños pueden respirar y aprender al mismo tiempo”. Pero no solo acude gente de la capital, sino también de otros países como italianos, franceses y algún inglés.

Tarifas

Venta de entradas y acceso al Jardín hasta 30 minutos antes del cierre.

Entrada general: 6,00 € (Visita al jardín y Exposiciones Pabellón Villanueva)

Entrada reducida (con acreditación): 4,00 €

  • Estudiantes  entre 18  y 25 años
  • Adultos de familias numerosas

Entrada mayores de 65 años (con acreditación): 2,50 €

Entrada sólo al Jardín: reducción de 2 € sobre los precios anteriores

Entrada gratuita (con acreditación):

  • Menores de 18 años
  • Desempleados
  • Cada martes después de las 14 h

Las entradas se adquieren directamente en la taquilla situada en la puerta de acceso al Real Jardín Botánico, Plaza de Murillo, 2. (Metro Banco de España (línea 2) o Estación del Arte (línea 1)).

Países Bajos estudia prohibir las hamburguesas a menores

La comida rápida produce efectos perjudiciales en la salud del mismo modo que el alcohol o el tabaco, según un informe elaborado por expertos en Países Bajos. 

Por eso, proponen limitar su venta solo a los mayores de edad. 

f10d69e7fede5cd6200a8ddd41b3cb68_hamburguesa-parrillera_708_600

Como en muchos países, Países Bajos exige la edad mínima legal de 18 años para comprar alcohol, tabaco y drogas. El motivo es el perjuicio que tienen en la salud, pero ahora también se vincula ese efecto a la comida rápida. Según un informe realizado por expertos, debería prohibirse su publicidad e incluso venta a los menores.

Los autores del informe consideran que «la comida que es poco sana está causando ahora más daño que fumar». Ven similitudes con el alcohol y el tabaco, que hoy no se pueden adquirir por menores, porque la mala alimentación está directamente relacionada con la obesidad, la diabetes o las enfermedades cardiovasculares.

Es necesaria una «forma radicalmente diferente de tratar lo que comemos y bebemos para que el estilo de vida y el cuerpo estén mejor», asegura a Efe Gerard Adelaar, asesor independiente de políticas de salud y estilo de vida y uno de los autores del informe.

De hecho, Adelaar considera que la comida rápida debe verse cómo se ve hoy en día el alcohol y el tabaco, dos productos «muy dañinos para la salud», por lo que se debe evitar que los jóvenes empiecen a consumirlos. «¿Cuánto de realista es esto? Pues también nos hacíamos la misma pregunta hace veinte años cuando se introdujeron medidas contra el tabaco y el alcohol. Y esas medidas están hoy muy normalizadas. El problema real es que hay un desajuste entre nuestro estilo de vida y el cuerpo», explica Adelaar.

Esta propuesta llega a Países Bajos a mano de uno de los cuatro partidos que conforman la coalición que gobierna el país. La propuesta tiene que ser aprobada en el congreso neerlandés y a los holandeses les cuesta creer que llegue a salir adelante: el argumento es que atenta contra el concepto de liberalismo tan extendido en el país.El debate ya está abierto.

Almere, el innovador laboratorio urbano de Países Bajos que puede inspirar las ciudades del futuro

Hace poco más de un siglo, cualquiera que mirara hacia el agua en los extremos orientales de Ámsterdam en un día despejado habría visto a los pescadores holandeses sacando sus redes del mar.

Hoy en día, la vista es muy diferente: más de 200.000 personas viven ahora en un lugar que una vez estuvo cubierto por las aguas del IJsselmeer, un mar interior creado cuando la desembocadura en el Mar del Norte fue cortada por un largo dique en la década de 1930.

El asentamiento creado donde una vez estuvo el agua es Almere, la ciudad más nueva de Países Bajos, que pasó de ser no existir en la década de 1970 a convertirse en la octava ciudad más grande del país.

Muchos de los vecindarios en expansión de Almere brindan un foro tanto para la innovación urbana como para la expresión personal individual.

Durante los últimos 15 años, por ejemplo, el vecindario de Homeruskwartier ha proporcionado un lienzo para que alrededor de 1.500 constructores den rienda suelta a su imaginación, creando una cornucopia de viviendas individualizadas ubicadas dentro de bulevares bordeados de árboles, zonas verdes y vías fluviales, acompañadas de locales escuelas, mercados e instalaciones comunitarias.

Barrios temáticos

Dentro de esta libertad general de desarrollo, algunas áreas de Almere tienen un tema común.

En Regenboogbuurt (Rainbow Neighborhood), reinan los colores del caleidoscopio.

Altas casas amarillas con curvas se topan con casas adosadas de color aguamarina y torres residenciales de color rojo brillante, que hacen referencia a los silos de grano que alguna vez fueron típicos de los paisajes agrícolas holandeses.

Mientras tanto, De Fantasie (La fantasía), es un enclave que presenta edificios llamativos que ganaron una competencia de diseño de 1982.

Lo inusual de este concurso es que estableció reglas radicales para sus participantes.

Se prohibió el uso de cimientos en su construcción y se recompensó los diseños que jugaron ingeniosamente con los materiales y los espacios de vida internos.

 

¿Qué ver en un fin de semana en Países Bajos?

Países Bajos es un lugar de muchos contrastes y lugares variados para visitar. A lo largo de su geografía puedes encontrar desde paisajes como si estuvieras en un cuento de hadas hasta interesantes ciudades de arquitectura industrial.

Un fin de semana tal vez no parezca mucho tiempo, pero es suficiente para recorrer algunos de los lugares más característicos del país.

Ámsterdam

Como no puede ser de otra manera, la capital neerlandesa es una de las paradas imprescindibles en tu visita a Países Bajos. Aquí puedes encontrar planes para todos los gustos, desde museos como el Rijksmuseum, la Casa de Ana Frank o el Museo Van Gogh, hasta espacios naturales donde descansar como el Vondelpark.

Pero sin duda, uno de los principales atractivos de Ámsterdam son sus canales, que puedes disfrutar simplemente caminando por las calles o puentes, o bien a través de un tranquilo paseo en barco. Además, la mejor forma de recorrer la ciudad es alquilar una bicicleta y movernos igual que sus locales.

La Haya

Una segunda jornada del viaje la podemos dedicar a conocer la ciudad de La Haya. Incluso, en el camino entre Ámsterdam y esta urbe, podemos hacer una parada en el parque floral Keukenhof, y disfrutar de la exuberancia de sus tulipanes.

Los imprescindibles en La Haya son su imponente Parlamento, el Palacio de la Paz con su estilo neorrenacentista, la bonita y arbolada calle de Lange Voorhout y el Museo Mauritshuis, donde podrás ver obras tan reconocidas como «La joven de la perla» de Johannes Vermeer.

Rotterdam

Puedes continuar el viaje en la ciudad de Rotterdam y su arquitectura industrial y contemporánea. En esta urbe te quedarás fascinado con los diseños de algunos de sus edificios como la Estación Central o el moderno Market Hall, el mercado más grande de todo el país.

¿Qué se celebra en Kings Day?

El día del Rey los holandeses celebran el cumpleaños del jefe de Estado. El rey Guillermo Alejandro cumple años el 27 de abril y, por eso, ese día está dedicado a las fiestas, mercadillos, y sobre todo, al rey. 

Se trata de una fiesta naranja, el color de la familia real holandesa que lleva el nombre de Casa de Orange, lo que significa literalmente: el color naranja. Así que una marea de personas disfrazadas y maquilladas con este color sale a la calle para divertirse de lo lindo. Incluso se brinda con el Oranjebitter, un licor de esta tonalidad. Es una locura.

¿Cómo se celebra?

La conmemoración se celebra a lo largo y ancho de todo el país donde tienen lugar numerosos eventos, aunque son especialmente significativos en Amsterdam que lo celebra a lo grande, con actividades de todo tipo y por toda la ciudad.

La noche anterior, el 26, tiene lugar el Life I Live Festival (antes conocido como “Noche del Rey”, Koningsnach) uno de los más grandes, tiene lugar en La Haya. Es sobre todo un gran festival musical al aire libre donde actúan multitud de grupo en diferentes escenarios.

Mercadillo Libre

En Amsterdam se orginaza el Vondelpark, un enorme mercadillo libre con toldos y puestecitos, donde la gente vende toda clase de cosas y se exhiben manifestaciones artísticas. Es un buen día para comprar cualquier cosa pues está permitido vender objetos en la calle sin necesidad de permiso de las autoridades, así que no olvides llevarte un recuerdo del viaje.

Hay otros mercadillos: el Grote Markt de Haarlem, el Schiehaven de Rotterdam, y el de Lange Voorhout en La Haya.

Barquitas llenas de gente festejando

Pero además, es el único día en que se permite beber en la calle, así que la cerveza corre a raudales, y en los canales se producen atascos con todos los barcos y barquitas llenos de gente festejando el día. Y para los que les guste bailar, ese día se organizan grandes fiestas con conocidos dj.